miércoles, 19 de noviembre de 2014

ADIOS

O hasta pronto. Durante los últimos seis años, de cuando en cuando, he venido por aquí y he dejado en esta pantalla unas cuantas letras, juntadas con más o menos acierto. Fueron doscientos veinte textos, sobre muy diversos temas. Los que me gustaron, o aquellos acerca de los cuales necesité escribir. O me apeteció hacerlo. Seis textos más se quedaron en el tintero, ya redactados, esperando a que fuera pulsado el botón de "Publicar", cosa que no se hizo y ya no se hará.
Y, creo yo, otros miles pudieron ser escritos también. Así lo pienso: un desconocido en el autobús, una conversación, una imagen, un viento frío, un recuerdo...  Hay miles de cosas que evocan o inspiran. Y encienden la apetencia de escribir, contando algo.  Es algo bonito que he disfrutado aqui durante este tiempo, y que ahora seguiré haciendo en otro sitio o con otros formatos. Si tengo tiempo.
Esta última entrada la quiero sólo para dar muchísimas gracias a los que habéis querido echar un vistazo a este rinconcito de internet. Gracias por vuestros comentarios, aquí y en la calle, que siempre han sido tan amables. 
Espero no haber molestado a nadie con algo que aqui haya sido publicado. Reconozco que he tocado algún tema polémico, aunque la mayoría fueron más bien inofensivos. En todo caso, por placer de pensar un poco. Y de escribir después. Sí: el placer de pensar. Y el placer de escribir.






































*